Tu vida es una fecha señalada

Sísifo, según Tiziano






















En una sociedad enferma, las personas, por lo general, reprimen lo que han aprendido a considerar como sus "placeres", relegándolos a fechas señaladas en un calendario, a días de desahogo, esperados, a ocasiones que llaman "especiales" o "fiestas". Sin percatarse, quizás, de que el hecho de esperar un desahogo indica que el resto del tiempo -que es la mayor parte de sus vidas- lo pasan ahogados. ¿Qué vida hemos decidido vivir? ¿Qué historia nos estamos contando? ¿Qué mundo creamos al levantarnos cada mañana?

Entonces, en esas "fechas señaladas", como poseídos por un delirante espíritu común, la mayoría se lanza a consumir todo tipo de sustancias para alterar rápidamente, sin viaje iniciático, ese estado mental del que se sienten prisioneros; y comen en exceso alimentos insanos para sentir que llenan esa sensación de vacío que les aterra por no haberla enfrentado nunca, un sinsentido que han ido expandiendo en sus tripas por no prestar atención a lo que verdaderamente les importaba. Y cuando llega el momento de celebrar cualquier cosa, la excusa, en vez de hacer un acto de agradecimiento y celebración a la vida, resulta que atentan contra ella, intoxicando su sangre, envenenando sus genes, es decir: el universo, la vida que lo contiene.


¿Y si cuando nos disponemos a celebrar algo pensáramos en cómo darnos todo el cariño que no nos hemos dado hasta ahora, en cómo agradecer y honrar la existencia, en cómo transformar el mundo en el lugar que decimos desear, y en cómo dejar de reforzar más y más el lugar del que nos quejamos como muñequitos infantiloides y deficientes? ¿Te parezco cursi? ¿Mejor una copita? ¿Una comilona grasienta y pesada con amigotes? ¿Qué dice de nosotros como civilización el hecho de que disfrutemos con aquello que sabemos nos perjudica? ¿No es el masoquismo la normalidad hoy en día? Cuando uno tiene un trabajo que no le gusta, un entorno que le ahoga, y cuando se pasa la mayor parte del tiempo haciendo cosas que detesta hacer... sucede que necesita maltratarse para sentir algo, para sentirse vivo en esos momento de des-ahogo. Necesita seguir drogándose para des-inhibirse, aumentar la dosis que lo embrutece, correr riesgos absurdos e innecesarios, golpearse la cabeza contra la pared. Pero si la angustia desaparece, si uno toma el poder sobre su vida y la transforma en lo que desea, entonces comienza a tratarse con respeto, y a contribuir a una humanidad más consciente. Acabo de leer uno de los "instantes" de Rafael Argullol, que resuena así:
 
A medida que avanza la vida nos vamos cargando de responsabilidades como si nuestra vocación fuera convertirnos en bestias de carga. Eso está bien visto y goza de una aprobación general: el hombre prefiere la bestia de carga al hombre.

Personalmente, al levantarme cada mañana, me siento renacer. Y todo, sienta como me sienta, triste o alegre, me parece un regalo bello y misterioso. Porque las emociones, cómodas o incómodas, forman parte de este sistema vivo y milagroso, y lo que llamamos "problemas" son aventuras esperando a ser exploradas.

A veces, al ver mi indiferencia en estas fechas, mi olvido, me preguntan si no me gustan las navidades. Y "yo" siempre contesto que sí, que me gusta la vida, y que eso que suelen llamar "navidades" también es vida, claro. Lo que ya no tiene sentido para mí es la diferencia. Vivo en una continua celebración de estar vivo. Por eso me son indiferentes las "fechas señaladas".

¿Y si con-vertimos cada día, cada instante, en una celebración sagrada? ¿Y si quemamos, de una vez por todas, todos los calendarios, y hacemos de la vida una gran "fecha señalada"? Si no señalas tu vida por entero, no la honras. Si restringes la celebración a absurdas fechas inventadas para que toleremos mejor el estar idiotizados el resto del tiempo... entonces aceptas ser un idiota. Porque esta vida, esta oportunidad, es única e irrepetible para ti, para todos. Como ese proverbio hasídico que tanto me inspira siempre: "Si no es aquí... ¿dónde?. Si no es ahora... ¿cuándo?. Si no eres tú ¿quién?"



Si Fueses Pájaro Lo Entenderías:
www.davidtestal.com/sifuesespajaro